Manuel Pertegaz, el genio de lo sutil

Tuve la oportunidad de conocer y entrevistar a Manuel Pertegaz en marzo de 1999. El modisto, oriundo de Olba, iba a ser nombrado hijo predilecto del pueblo y el Ayuntamiento me pidió que escribiese un discurso para él.

Como yo no le conocía y no quería hilar palabras huecas, le pedí que viniese a casa para charlar y conocerle un poco antes de escribir. Aproveché para hacerle una entrevista que se publicó a doble página en Las Provincias de Valencia. Pasamos toda una mañana en Los Moyas, hablando de mil cosas, pero sobre todo de su infancia en Olba. ¡Qué gran sensibilidad, energía vital, ganas de aprender, de comunicar! Y, sobre todo, qué férrea determinación de ser siempre fiel a si mismo, de abrir y recorrer su propio camino.

El encuentro con Manuel fue muy inspirador, así que escribí esa noche el discurso de tirón y al día siguiente, leído ante él y todo el pueblo, no pudo contener la emoción. Le devolví la imagen del niño que fue en este valle, la patria de su infancia, el lugar donde la imaginación voló por primera vez, donde aprendió a mirar el mundo.   Después continuamos en contacto durante un tiempo y, desde entonces, siempre recibí su felicitación de Navidad.

Una infancia en Olba

El pasado 18 de mayo Olba celebró de nuevo a uno de sus habitantes más destacados, esta vez en el centenario de su nacimiento. Comparte el olimpo de los dioses de la moda con Valentino, Dior y Balenciaga, y nació aquí, en un pequeño valle de Teruel. Sus primeros años en un lugar aislado del mundo impregnaron para siempre su visión de la elegancia y el estilo. Su primera gran maestra fue la naturaleza, que le regaló dos dones: sutileza y osadía. Con ellos, y con un esfuerzo titánico, consiguió llegar donde nadie le imaginó nunca: a la cima del mundo de la costura.

Creo que, aunque se marchó de niño y volvió muy pocas veces al pueblo, Olba siempre estuvo en su corazón, porque se llevó con él a Barcelona una infancia rica en sensaciones e imágenes con las que construyó ese mundo creativo tan personal y excepcional. Pero su vínculo con el valle no se rompió nunca, lo mantuvo a través de su hermana y sus sobrinas, especialmente Sionin y Elisa, y continúa a través de sus sobrinos nietos.

Manuel Pertegaz en La Casa de Los Moyas

Celebración del Centenario del nacimiento de Manuel Pertegaz

El Ayuntamiento de Olba, presidido por Federico Martín, en representación de todos los habitantes de Olba, preparó con gran ilusión y esfuerzo los actos del nacimiento de Manuel Pertegaz: colocación de una placa en su casa natal, instalación de un busto en la fuente de Los Caños, y la inauguración de la calle que ya lleva su nombre.

Así, Manuel Pertegaz volvió una última vez al pueblo y ya se quedó entre nosotros para siempre. Su memoria fue colocada en el lugar que le corresponde, entre los suyos, y sé que ese reconocimiento de la gente del pueblo para él era muy importante. Quizá, si hubiese llegado antes, habría tenido tiempo de volver a estrechar lazos con el valle.

Manuel es una leyenda de la moda española, y así lo reconoce en una entrevista con RTVE el diseñador Jorge Vázquez, quien ha cogido su testigo como creativo de la casa Pertegaz: «Vamos a recuperar toda esa magia y actualizarla para las mujeres del siglo XXI…»Para mi es un honor y una responsabilidad porque siempre he admirado a Manuel Pertegaz. Es un regalo, profesional y personal poder liderar este proyecto. Pertegaz es uno de los mejores diseñadores de todos los tiempos. No dejan de sorprenderme sus diseños,su costura»

La revista Urban del diario Levante-EMV, publicó hace unos días nuestras palabras con motivo del centenario de Manuel Pertegaz.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Otros artículos relacionados

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Suscríbete a la Newsletter

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presiona Enter para buscar y Esc para salir