¡Empezó la temporada de setas y hongos en Teruel!

temporada de setas con pueblo al fondo copia

Los montes de Gúdar-Javalambre ya se han llenado. Este año va a ser una temporada de setas y hongos fantástica, así que prepárate para salir al bosque en busca de este regalo de la naturaleza. Pero recuerda: eres mucho mejor seter@ si vuelves a casa sin dejar huella en el espacio natural que visitas, que si traes la cesta llena.

Nuestra casa de turismo rural en Teruel está situada a pie de bosque, en el valle de Olba, y en las montañas de alrededor recogemos rebollón, platera, macrolepiota, senderuela, llanega blanca y negra, negrilla, pie de perdíz

Con una jornada no tendrás bastante para disfrutar de este espectáculo, así que te proponemos que te quedes. Tenemos alojamiento para todo tipo de grupos. El Ático, es una casa rural para dos-tres personas; La Casita para cuatro personas, y La Casa Grande, una casa rural para 10-12 personas.

También encontrarás una gran variedad de hongos en los montes de los pueblos cercanos, aunque algunos tienen coto y hay que sacar un pase en el ayuntamiento para no ser sancionados.

Cómo buscar setas y hongos comestibles con seguridad en plena temporada de setas

Si ya has decidido tu salida setera es muy importante:

  1. Que conozcas el monte al que te adentras, porque es muy común que la gente se pierda. Una vez que empiezas la búsqueda de setas, despistarte es fácil, así que mejor planifica tu ruta y lleva un silbato por si acaso.
  2. Aconsejable ir en compañía, ya que si se produce una emergencia tendrás ayuda. Y lleva tu teléfono móvil, podrás usar la geolocalización en caso necesario.
  3. Recoge sólo las setas que vas a consumir (no más de 6 kg por persona) o estudiar (uno o dos ejemplares). Las setas y hongos cumplen una función muy importante en el ecosistema del bosque, así que respétalos y si no tienes certeza de que son comestibles, déjalas donde están.
  4. Equipamiento para buscar setas: una cesta de mimbre para favorecer que las esporas se esparzan mientras vas caminando, calzado adecuado, un bastón y una navaja setera para cortar limpiamente los pies de las setas. Algunos modelos incorporan también un cepillo, lo que permite limpiar los hongos allí mismo.
  5. No recojas ni consumas aquellas setas que desconozcas, o que no tengas la seguridad de que son especies comestibles. Ante cualquier duda, deséchala. En el monte hay muchas y no hay que arriesgarse a una intoxicación que, en algunos casos, puede ser mortal.

Ya sabéis aquellos dichos seteros: “Todas las setas son comestibles, al menos una vez” y “existen buscadores de setas viejos y buscadores de setas osados, pero no existen buscadores de setas viejos y osados”. ¡Así que mucho cuidado

  • No uses rastrillos, hazadas ni nada por el estilo. Tu misión también es cuidar y proteger el monte, no lo dañes.

Guiso de rebollones con salsa de almendras

Aunque casi nunca lo recordamos, somos cazadores-recolectores, y salir al bosque a buscar “comida” es una de las aficiones más placenteras que podemos realizar , ya que nos conecta con la naturaleza y con actividades básicas para la supervivencia.

Además del paseo gratificante, podemos elaborar recetas con productos riquísimos que sólo se encuentran unos meses al año. Y si la compartes con familia y amigos, sabrá mucho mejor.

En La Casa de Los Moyas no falta en temporada de setas el guisado de rebollones con salsa de almendras. A quienes visitan nuestra casa rural les encanta. Ahí va la receta.

Ingredientes para cuatro personas:

  • 1 kg de rebollones limpios
  • 2 patatas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cayena
  • ½ vaso de vino blanco
  • 1 tomate maduro (tipo pera)
  • 1 cebolla
  • Pimentón dulce
  • Tacos de jamón de jabugo
  • Perejil  picado
  •  80 gr. de almendras
  • Sal
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 rebanada de pan frito

Rehogar a fuego lento la cebolla cortada en juliana, el ajo y la cayena. Añadir las patatas cortadas en lascas y los rebollones también cortados y rehogar unos 5 minutos. Incorporar el tomate  en trocitos pequeños y cuando haya perdido el agua, añadir media cucharada de café de pimentón rojo, sal y pimienta.

Un minuto después, añadimos el vino blanco y movemos hasta que se evapore el alcohol (unos 5 minutos), y a continuación el agua (un vaso y medio).

Mientras se va cociendo todo, preparamos un majado en el mortero con la rebanada de pan previamente frita, junto con las almendras y el perejil, y lo añadimos al guiso. Dejamos que se cocine todo junto 10 minutos. Comprueba que todo esté en su punto antes de apagar el fuego.

Servimos caliente, añadiendo en el último momento los tacos de jamón de jabugo.

¡Que disfrutes!

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Otros artículos relacionados

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Suscríbete a la Newsletter

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presiona Enter para buscar y Esc para salir